miércoles, 31 de agosto de 2011

LICOR DULCE DE LIMÓN

Este licor dulce de limón, servido muy frío, es el chupito ideal para acompañar un postre muy dulce ya que le da un contrapunto un poquito ácido. También es ideal para acabar una buena cena o para acompañar el café.

Anímate, los licores caseros son fáciles de hacer y puedes ir adaptándolos a tus gustos. Solo requieren de un poquito de paciencia.

INGREDIENTES

3 limones grandes de cultivo ecológico.
3/4 de litro de orujo blanco seco de buena calidad.
250 gr. de azúcar (si te gustan los licores muy dulces, aumenta un poco la cantidad de azúcar)
250 ml. de agua mineral
1 palito de canela en rama
2 clavos de olor

En un frasco de cristal limpio y que se pueda tapar, pon los limones, el orujo, la canela y los clavos de olor. El orujo debe cubrir totalmente los limones. Tapa el frasco y déjalo reposar en un lugar fresco y seco durante 30 días.

Pasado este tiempo filtra el orujo y pásalo a una botella (bien bonita, que el licor entre por los ojos).

Saca los limones y exprime el zumo. Cuélalo y añádelo a la botella. Ten cuidado porque los limones estarán blandos y al cortarlos para exprimirlos pueden salpicar.

Haz un almíbar con el azúcar y el agua. Pon el azúcar y el agua en un cazo a fuego medio hasta que el azúcar se haya disuelto del todo y el líquido sea completamente transparente.

Deja enfriar completamente el almíbar y añádelo al licor. Deja enfriar completamente el almíbar, si lo añades tibio corres el riesgo de que el azúcar cristalice y te arruine el licor. Ten un poquito de paciencia.

Deja reposar el licor 30 días más, agitando el licor una vez al día para que acaben de integrarse bien todos los ingredientes.

Ya lo tienes listo para tomar.

Sírvelo muy muy frío. Verás que rico.





martes, 30 de agosto de 2011

MAGDALENAS CON TROPEZONES DE FRESA

Nada más divertido que probar recetas de siempre con algún ingrediente nuevo.

Para hacer estas madalenas es mejor que utilices unos moldes algo más grandes de los habituales. Yo utilizo los vasitos que se usan para hornear flanes individuales.

INGREDIENTES

4 huevos
1 yogur natural
1 taza de aceite de oliva suave
2 tazas de azúcar
3 tazas de harina
1 sobre de levadura
300 gr. de fresas

Bate bien los huevos con el azúcar hasta que blanqueen. Añade la harina y la levadura en forma de lluvia y mezcla bien. Añade el aceite y el yogur y bátelo todo hasta hasta que queden todos los ingredientes bien integrados.

Lava bien las fresas y córtalas a trocitos pequeños. Añádelas a la preparación y mezcla con cuidado.

Precalienta el horno a 200 ºC. Unta con aceite o mantequilla los moldes y espolvoréalos con harina.

Llena los moldes un poco más de la mitad y hornéalos hasta que las magdalenas estén doradas y al pincharlas con un palito este salga limpio (el tiempo dependerá del tamaños de los moldes).

Deja entibiar y desmolda.

lunes, 29 de agosto de 2011

BIZCOCHO DE NARANJA

La naranja le da un puntito fresco a este bizcocho. Rico, Rico.

INGREDIENTES

6 huevos
1 vaso de zumo de naranja
400 gr. de harina
600 gr. de azúcar
1 sobre de levadura
1/2 vaso de aceite
La piel de una naranja rallada.

Bate los huevos con el azúcar en un bol durante un par de minutos, añade la harina en forma de lluvia y mezcla bien.

Añade el zumo de naranja y el aceite y mezcla bien.

Finalmente añade la piel de una naranja rallada. Al rallar la piel de la naranja ten mucho cuidado en no rallar la parte blanca porque es amarga y estropearía el sabor del bizcocho.

Unta con mantequilla y espolvorea con harina un molde para bizcocho y vierte en él la preparación.

Hornea a 180º C hasta que el bizcocho halla crecido, esté dorado y al pincharlo con un palito este salga límpio.





viernes, 5 de agosto de 2011

FLAN CASERO EN MICROONDAS

El microondas es un buen aliado para hacer postres caseros sin tener que estar horas en la cocina. Sale muy rico y es fácil. ¿A quien no le apetece un flan de postre?.

INGREDIENTES:

4 huevos
2 tazas de leche
1 taza de azúcar

Para el caramelo:

1/2 taza de azúcar
1 cucharada de agua

Prepara el caramelo poniendo en un cazo 1/2 taza de azúcar y una cucharada de agua. Déjalo hervir sin dejar de remover hasta que tome el típico color tostado del caramelo.

Viértelo inmediatamente en un molde apto para microondas y repártelo bien por todo el fondo. Has de ir con cuidado al manipular el caramelo, porque quema mucho, mucho, mucho. Yo suelo hacerlo con manoplas.

Bate los huevos con la leche y el azúcar y vierte la mezcla en el molde sobre el caramelo.

El truco para cuajar un flan en el microondas es evitar que hierva. Hay que hacerlo "por etapas" y con periodos de reposo entre ellas.

Pon el flan en el microondas durante cinco minutos al 75% de potencia. Deja reposar dos minutos. Vuelve a poner el flan al microondas dos minutos al 75% de potencia y deja reposar un minuto. Así hasta que esté cuajado. Te ha de quedar tembloroso por el centro.

Déjalo enfriar a temperatura ambiente y después mételo en la nevera. Desmóldalo cuando esté bien frío.

Si no tienes experiencia en la cocina y te parece complicado hacer el caramelo, lo puedes comprar hecho, el de Royal queda bien.

UN TRUQUILLO:

Puedes variar el sabor del flan y hacer postres diferentes con la misma receta. Es fácil

Flan de café: añade a la mezcla 2 cucharaditas de café soluble.
Flan de chocolate: añade a la mezcla 2 cucharadas de cacao en polvo
Flan de vainilla: añade a la mezcla extracto de vainilla a tu gusto.

También puedes darle un toque más especiado si antes de hacer el flan hierves la leche con canela en rama y corteza de limón. Ten en cuenta que para preparar el flan la leche debe estar fría, si no el huevo cuaja y el flan queda grumoso. Si aromatizas la leche, asegúrate de que esté fría antes de preparar el flan.









·   
·                               

lunes, 1 de agosto de 2011

MERMELADA DE TOMATE

La mermelada de tomate es estupenda para darle un punto dulce a platos salados. Prueba a poner un lecho de mermelada de tomate a un plato de bacalao o utilízala para acompañar un lomo a la sal, el resultado es exquisito. También la puedes usar en dulces, como cualquier otra mermelada.

INGREDIENTES:

600 gr. de tomates maduros
400 gr. de azúcar

En general a las mermeladas se les suele añadir zumo de limón o vinagre ya que el ácido ayuda a conservarlas, en el caso de la mermelada de tomate no hace falta que le añadas nada, el tomate es suficientemente ácido por si solo.

Preparación:

Pon los tomates troceados en una batidora de vaso y tritúralos muy muy bien. Pasa el puré de tomate por un colador de malla fina. De esta manera la piel y las pepitas quedarán en el colador de forma muy fácil y te evitas tener que pelar y despepitar los tomates.

Pon el puré de tomate y el azúcar en una olla a fuego medio y déjalo hervir como mínimo 1/2 hora.


La única dificultad de hacer esta mermelada es saber el punto en que ya está lista, ya que el tiempo de cocción depende mucho del grado de madurez de los tomates y del agua que contengan, así que cada vez que hagas mermelada el tiempo de cocción cambiara.

También has de tener en cuenta que la mermelada al enfriarse queda bastante más espesa que caliente.

Bien, os explico cómo decido si la mermelada está en su punto. Después de dejar hervir 1/2 hora voy sacando una cucharadita a un plato frío cada 5 - 10 minutos y la dejo enfriar (es importante que cojas una cantidad muy pequeña para que se enfríe rápidamente). Cuando tiene la textura que a mi me gusta apago el fuego. Tiene que estar viscosa, cuando inclines el plato tiene que moverse con lentitud.

Envasa la mermelada inmediatamente. Lo más fácil es que pases la mermelada a una jarra y vayas llenando los tarros.

Los tarros han de estar muy limpios y secos. Llénalos bien para que quede el menos aire posible, tápalos bien y pon unos segundos el frasco boca abajo para que se esterilice la tapa. Vuélvelo a poner derecho y déjalo enfriar.

Cuando estén fríos etiquétalos poniendo la fecha en que la has preparado y la fruta que contiene.

Lo de las etiqueta es importante, si te aficionas a hacer mermeladas puedes tener frascos hechos en fechas diferentes y de frutas similares (por ejemplo la mermelada de fresa y de tomate tienen un aspecto muy similar y puedes confundirlas si no las has etiquetado).

Las mermeladas duran un mínimo de dos años en los frascos y hasta 6 meses en la nevera una vez las abras.



Imprime la receta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...